Intro | Polarizador | Dogma | Tiempo incandescente | Autómata | Me das calor | Obra | Currículum | Contacto

El contenido de esta página requiere una versión más reciente de Adobe Flash Player.

Obtener Adobe Flash Player

Conservación y derroche, cobijo e indefensión

La obra de Julio Mediavilla se sitúa en la línea de conflicto entre la conservación de energía (que generan el caucho y la forma de recipiente o lecho que invita a cobijar y recoger) y su derroche. Un derroche que expresa la inquietud producida por un mundo en busca de su “fiesta permanente” (la dislocación del potlach), y donde es preciso establecer espacios de conservación. La propia retícula sirve al mismo tiempo como expresión del derroche y como medio de recepción de la energía que ha sido derrochada y se acoge y conserva en los espacios de caucho (1). “Las Leyes de la entropía también rigen el mundo del espíritu” (2).

 

1. Ver Heiner Stachelhaus, Joseph Beuys, Barcelona, Parsifal Ediciones, 1990, pp. 143 y ss., donde se explica el conflicto entre conservación y derroche de la energía en el arte, desde la prespectiva del artista alemán Joseph Beuys.

 

2. Esta cita de Jordi Ibáñez expresa bien la concepción de la energía señalada, “una constatación vuelve periódicamente para revestirse de evidencia: unos artistas transmiten energía, otros la conservan, y un tercer grupo empobrece el mundo al malgastarlas en tareas inútiles y propias de farsantes. Las leyes de la entropía también rigen el mundo del espíritu. No son pocas las acciones de Beuys, por dar un caso de referencia, que enfatizan este gesto de conservar y mantener la energía, esta única lucha por parte del arte y el espíritu contra el desgaste constante del mundo, contra la falsificación misma de la vida”, op. cit., pp. 20-21.

 

 

Román Atienza. 

Fragmento del texto Diálogo en la paradoja del catálogo Colectivo Tropo. 1997.

volver >>

 

 

Todos los derechos reservados por www.juliomediavilla.com 2009 ©